Protege los equipos contra posibles cortes de los cables, evitando riesgos de cortocircuito.

Su aplicación es rápida (manual o por medio de alicates) con alta resistencia mecánica a impactos.

Grado de protección IP 67

Norma NBR IEC 62444